Nos encontramos en una época, cuando menos, curiosa. Una época en la que somos verdaderos amantes de la fotografía, de la comida ecológica super-extra “healthy”, de la comunicación con otras personas a través de una pantalla, de elegir a la carta lo que queremos ver...